Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com

jueves, marzo 30, 2006

EL CASO “VOLARE.WEB”: caída y auge de una compañía low cost




Estimulada por el tema de los vuelos baratos como forma de una nueva Globalización, tratado en clase en las últimas semanas, he pensado presentar aquí, en mi blog, un caso particular que ocurrió en Italia en relación con una compañía de vuelos baratos, o mejor la primera compañía de vuelos low cost nacida en Italia: la Volare.web.

La empresa Volare group es la holding operativa que controla desde la primavera del 2001 las sociedades: Volare Airlines SpA y la AirEurope SpA.
A través de las dos compañías aéreas, la empresa ofrece vuelos de lineas y charter con rutas intercontinentales con AirEurope y vuelos de lineas en el territorio italiano con la Volare.web.
Volare ha sido desde el principio orientada para ser una web-airline, visto que utiliza en primer orden canales de distribución como Internet y Call Center y ha nacido para ponerse en una nueva faja entre el nuevo fenómeno de los vuelos low cost y los vuelos radicionales, de manera que araiga un target trasversal de pasajeros.

Hace 3 años la compañía entera, entonces muy joven, nacida apenas en el 2001, sufrió un verdadero crack: el ,así llamado, “caso volare.web”.
En Italia se suele comparar el fracaso de esta compañía con el famoso “caso Parmalat”, otra compañía italiana que produce esencialmente productos lacteos, que fue para diferentes meses bajo proceso y que finalmente fracasó.

Lo que ocurrió con esta joven compañía de vuelos low cost italiana fue que el 19 de noviembre de año 2003 declaró que “por imposibilidad de disponer aeromoviles, la empresa había decidido sospender, para tiempo indeterminado y hasta nuevas disposiciones, la ventas de los billetes aéreos y la operatividad de los vuelos con efecto inmediado”, lo que sopuso miles de pasajeros a tierra sin saber cuando podrán volar, centinar de puestos de trabajo amenazados, y un nuevo “crack italiano” después de lo causado solo pocos meses antes de la Parmalat.

En la encuesta efectuada por investigación de la Policía Fiscal sobre la Volare.web se descubrieron los reatos de “falso en balance” y “apropiación indebida agravada”, con un hueco en el balance de 250 miliones de euros.
Para que la empresa no fracasara del todo Volare decidio declarar el estado de “insolvencia”, o sea la posibilidad de vender a piezas las partes aún solventes, como las licensias, los slot y el sector de los recambios. De esta manera se aplicó al crack de la Volare.web, como antes con la Parmalat, la ley Prodi-Marzano, que prevee la salvación de las empresas con al menos 1000 miliones de deudas. Teniendo Volare “sólo”un hueco en su balance de 270 miliones se decidió modificar la Ley bajando el nivel límite de aplicación de la Ley.

El fracaso de la joven sociedad de vuelos baratos fue un verdadero escandalo en el ámbito italiano en cuanto, como en poco tiempo había obtenido la confianza de muchos pasajeros, en un contexto de joven crecimiento de este nuevo fenómeno de vuelos a bajo precio reservables a través la red, en poco tiempo también perdió esta confianza.

Además había el problema de la situación del personal de la compañía aerea, que se calculaba entre unos 1400-1500 empleados, que ahora se enconraban, de repente, sin trabajo.
Esto provocó protestas y huelgas por parte de los trabajadores que, después de una reunión en Venecia, decidieron bloquear el tráfico en Milán.

Personalmente me acuerdo que en el periodo que seguí el crack, poca gente quería volar aún con compañías baratas, en cuanto era todavía algo “nuevo”para los clientes, y que, a ver el caso italiano, parecía no ser muy sólido y seguro.
Creo que este fracaso afectó temporaneamente también a las otras también jóvenes compañías low cost operantes en Italia y un renforzamiento de la “viejas” compañía tradicionales, que, al precio de un billete bastante, si no, muy caro, al menos ofrecían la seguridad de los vuelos y una garantía superior.

Este caso demuestra claramente como no todas las compañías a bajo precio tengan éxito en el mercado y que no se trata sólo de abrir una compañían en que los precios sean bajos para lograr ciertos niveles de renta y competir con las “grandes ompañías”. Este caso demuestra como de toda manera el mercado de las compañías low-cost no es un mercado sencillo y más “fácil” de los demás, que, a la base de un éxito en la venta de billetes a través de la red, hay que tener una empresa de un cierto nivel, con una buena gestión, con unos recursos adecuados (me refiero a recursos humanos y materiaes),con una buena organización, que se dea realmente cuenta de las responsabilidades relacionadas a la apertura de una compañía de vuelos y todos unos pilares fondamentales que hagan de la sociedad, una empresa seria, responsable y competente.

De todo modo podemos notar como las companías low cost, poco a poco, han entrado y están entrando todavía en el mercado, derrotando a las tradicionales y mejorando cada vez más sus calidades en los servicios, en la garantía de volar seguros, en la calidad de los aviones, en la precisión de los horarios de vuelos, aunque, como hemos visto, no todas tienen y están tenendo mucho éxito en el mercado y no son muchísimas las verdaderamente competentes.
Para citar un ejemplo claro de una compañía low cost que está obteniendo notevoles resultados en toda Europa es la Ryanair

En cambio, para lo que concierne la empresa Volare, ha vuelto a volar sobre los cielos italianos a partir del 1 junio 2005, como declarado en un comunicado el 28 abril del mismo año.
El plan para el nuevo lanzamiento de la compañía miró esencialmente el adquerir de nuevo la confianza de sus pasajeros y clientes y recoger aquel sector que, por tradición y profesionalidad, le compete del transporte aéreo italiano.
Por este motivo su nueva campaña puso el nombre de “Torniamo a volare”, o sea “Volvemos a volar”.
La empresa puse en orden la apertura de los vuelos nacionales operativos de Milano Linate y Malpensa hacia 5 ciudades italianas, sostancialmete del sur, y ha logrado poner también un nuevo vuelo con término en Francia, a Paris.
El 22 de diciembre del 2005 la Volare Group declaro el nacimiento de una nueva línea operativa a partir del 14 de enero de siguiente año que colegaba el Mexico desde Milán (Milán Malpensa-Cancun) a través de AirEurope.
El nuevo Plan de desarrollo de la empresa ha previsto también un incremento de número de los aeromoviles, y una mejora de los mismos.
La compañía mira a ser, siempre, una empresa que trabaja en el ámbito de la red, a través de la ventas de los tickets vía Internet y volviendo a matener sus precios bajos, (pienso era inevitable y el mínimo que había que hacer para adquerir de nuevo la confianza en los cliente).

Es evidente que el proceso de “recuperación” de la confianza no es sencillo y de corto plazo...la empresa tendrá que esperar todavía algunos años para adquerir de nuevo este entusiasmo de los italiano en poder viajar en Italia a bajo precio y con garantía de seguridad.
Además los servicios de conección ofrecidos por Volare.web son todavía muy pocos y llano, llano se están ampliando.
Otro obstáculo por la empresa es también el nacimiento de nuevas empreas low cost operantes en Italia, compañía, tal veces, no italianas, pero ya establecidas con éxito en otros países en este nuevo mercado de los vuelos baratos y que están derrotando las demás aunque si no se encuentran en su país de “origen”.
Ejemplos para el caso italiano son la Edreams, la misma Ryanair, MyAir, Alpi Eagles, Meridiana, Airdolomiti, Eurofly, AirBerlin, SkyEurope, Snowflake, Basis Air, Germanwings, Airone, Aerlingus, Hlx, Vergin, Easjet, Vueling...

La de los vuelos baratos, enfin, es una realidad que se está imponiendo siempre más en el contexto de los viajes “vía aérea”, y que, poco a poco, está derrotando, si no, desplazando a los compañías tradicionales, aunque no se trata de un camino sencillo y de fácil adquisición.
Lo que quería subrayar, es que no siempre estas nuevas compañías consiguen obtener un éxito seguro y a corto plazo y que a la base de un éxito de una compañía low cost hay que haber una empresa con unas características bases como he subrayado en mi discurso y de un cierto nivel.
Seguramente la compañía Volare, con lo que ha ocurrido, ha hecho una fuerte experiencia y quizás se ha dado cuenta que no basta abrir una compañía un cierto día para poder valer en serio en el mercado y competir.
A ver si ahora esta sociedad italiana habrá “aprendido de la clase”.

1 Comments:

At 4:41 p. m., Blogger Rike said...

Hola!
Muy interesante el caso descrito "Volare", sobre todo porque muestra claramente que aquellas compañías aéreas que quieren competir y sobrevivir en el mercado de bajo coste deben ser preperadas en muchas dimensiones. No cada empresa es capaz de dominar desde el principio las nuevas tecnologías y no se deben subestimar dificultades y problemas que pueden emerger.
?Piensas que "Volare" realmente va a reganar la confianza de los clientes o va a ser expulsado por otrasn, nuevas compañías?

Saludo, Rike

 

Publicar un comentario

<< Home

|